Un entorno familiar vivido en plenitud debería brindar cientos de posibilidades distintas del juego para que padres e hijos compartan momentos positivos que generen recuerdos vinculantes. Jugar con los hijos puede ser una opción, pero solo una entre muchas. La tarea de los padres es ser padres. Un entorno familiar vivido en plenitud debe brindar cientos de posibilidades para compartir momentos que generen recuerdos vinculantes. Los niños que se divierten sin un adulto son los que mejor aprenden.

Leer más: https://eldebatedehoy.es/familia/jugar-en-familia/

Dra. María Solano
Profesora de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad CEU San Pablo y Colaboradora del Instituto CEU de Estudios de la Familia

‘Más que jugar en familia: padres e hijos deben compartir momentos que generen recuerdos’ – 17 de enero de 2018

Post navigation